Genotipo ahorrador ¿la eterna lucha contra la genética?

Genotipo ahorrador ¿la eterna lucha contra la genética?

La lucha constante de muchas personas es combatir la obesidad, un problema que indudablemente está asociado a sus hábitos alimenticios, la acumulación de grasa excesiva en el organismo es el primer causante de sobrepeso, pero ¿a qué se debe esto realmente?, será debido al genotipo ahorrador, realmente el ser humano lucha contra su genética y es eso lo que le genera tantas consecuencias.

 

¿Qué es el genotipo ahorrador?

Es una teoría que plantea que el organismo del ser humano está diseñado genéticamente para almacenar energía y de esta forma poder sobrevivir a las condiciones más adversas, por ejemplo, pasar largo periodos de tiempo sin comer y sobreviviendo con la energía que lograron almacenar en el cuerpo.

Lo que esto explica es que el ser humano no requiere comer diariamente para sobrevivir, contrario a la creencia que se tiene hoy en día, entonces ¿es esa la explicación de tantos casos de obesidad hoy en día?, el genotipo ahorrador ¿la eterna lucha contra la genética?, es la respuesta que tanto han buscado durante mucho tiempo.

 

Explicación genética a compulsiones por la comida.

Cuando un grupo de personas se posan frente a una mesa llena de comida no dejarán de comer hasta verla vacía, los expertos consideran que esto se debe a costumbres de los antepasados, quienes cuando conseguían alimentos debían comer todo lo que podían para almacenar energía, el problema radica es que en la actualidad no se cuenta con largos periodos de tiempo sin comida, puesto que a la vuelta de la esquina se encontrara mucho más de esta.

Incluso la preferencia por alimentos con alto contenido calórico en contraposición a frutas o vegetales también viene dado por este factor genético, el cuerpo del ser humano reacciona a la genética, solo que lo hace de forma inconsciente y solo desencadena problemas de sobrepeso, o al menos es eso lo que pretenden explicar los expertos con la teoría del genotipo ahorrador.

 

¿Condenados a la obesidad?

En la actualidad en casi todos los hogares del mundo se cuenta con tres platos de comida diarias, contrario a lo que vivían los antepasados, y en países industrializados en los que la comida rápida domina el mercado es donde se ven mayores casos de problemas de sobrepeso, el gen ahorrador, la eterna lucha contra la genética que los expertos han comprobado parece ser la respuesta a todo.

El cuerpo no tiene tiempo de procesar toda la grasa que se introduce a este, pero genéticamente está diseñado para acumularla así que eso hará, aunque no sea necesario., qué hacer en este caso.

  • Consumir raciones de comidas en función a lo que realmente se necesita y no en función a lo que se desea.
  • Dejar de lado el sedentarismo, estar inactivo y comer mucho solo tiene un resultado, la obesidad indudablemente.
  • Consumir las calorías necesarias, controlar no solo la cantidad de lo que se come sino en especial que tipo de alimentos se están ingiriendo.

Si se cuentan con genes ahorradores en una época donde los alimentos, en especial los altamente grasos pueden ser conseguidos con facilidad, es fundamental comenzar a realizar cambios en los hábitos alimenticios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *