Dietas. Mitos y Realidades

Dietas. Mitos y Realidades.

Cuando una persona decide comenzar una dieta, le surgen múltiples dudas e inquietudes, de igual forma siempre estarán esas personas que se creen consejeros y que a la larga solo terminan por confundir, más que ayudar.

En vista de ello se compilan una serie de mitos y realidades sobre las dietas que le ayudarán a solventar muchas de las dudas que puedan surgirle.

Mitos sobre las dietas.

  1. Menos comidas mejores resultados, ERROR, esta es una de las mayores creencias de quienes comienzan una dieta, pero lo cierto es que hacer dieta no implica dejar de comer, sino comenzar a comer adecuadamente. Muchas personas dejan de ingerir nutrientes necesarios y perjudican seriamente su salud por dejar de comer; lo ideal es buscar un experto que le indique los alimentos que su cuerpo necesita y las porciones adecuadas que debe ingerir de cada alimento.
  2. La comida sin grasa o light puede comerse en grandes cantidades, ERROR, otra afirmación que es totalmente falsa. Muchas veces se cree que el hecho de que un alimento diga bajo en grasas o azucares se puede consumir a diario y grandes cantidades y que no engorda, pero la realidad es que estos alimentos bajos en grasa contienen mas almidón, sales o harinas refinadas que seguirán haciendo que usted engorde.
  3. No comer después de las 8 pm, la creencia de que el metabolismo se ralentiza por las noches hace que muchas personas no sacien su hambre por la noche, esto no debe ser así, por la noche se debe comer también para poder descansar de una manera placentera, pero la comida ingerida por la noche debe ser ligera, hortalizas, verduras, pescado, yogur…

Realidades sobre las dietas.

  1. Un buen desayuno le puede ayudar a reducir la ingesta de alimentos durante el resto del día, ésta debe ser la comida principal del día, por eso debe ser lo suficiente para permitir que durante el resto de la mañana quede satisfecho.
  2. El ejercicio disminuye el apetito, esta afirmación es totalmente real, por supuesto esto no quiere decir que no sentirá hambre en todo el día, pero ejercitarse a diario puede ayudar a reducir la ansiedad por comer al menos algunas horas.
  3. Mientras está a dieta puede cenar, por supuesto, lo ideal es no saltarse ninguna comida, solo que en horas de la noche es importante controlar la cantidad de comida que se consume y evitar las grasas y azucares en todo momento.
  4. Es preferible hacer 5 comidas diarias, una cada 3 horas, que no pegarse dos atracones durante la comida y la cena.

Cuando se trata de comenzar una dieta existen múltiples factores, pero informarse y acudir a un experto le puede ayudar a calmarse y a obtener mejores resultados con su dieta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *